Monthly Archives: febrero 2016

¿Asesores inmobiliarios o “enseñapisos”?

¿Asesores inmobiliarios o “enseñapisos”? Pues quizás un poco de ambos. La figura del comercial inmobiliario ha ido evolucionando a lo largo de los años, como todas las profesiones. En tiempos de bonanza económica, cuando los bancos regalaban las hipotecas y los inmuebles se vendían solos, poco importaba la capacidad o incapacidad del “profesional” a cargo de su venta. Hoy en día con la situación económica general, el mercado inmobiliario es más que nunca un “territorio comanche”, la competencia es feroz. Sólo aquellos capaces de marcar la diferencia sobrevivieron a la gran crisis y ahora que el mercado parece empezar a recuperarse, vuelven a aparecer “agentes inmobiliarios” de dudosa profesionalidad. Para muestra un botón:

 

Hace una semana, uno de nuestros agentes acompañó como particular a un familiar suyo a visitar una propiedad en venta. Todos lo hacemos, nos apoyamos en conocidos o familiares expertos en una materia a la hora de hacer una gestión en la que hay dinero en juego (ya sea un amigo mecánico que te asesore cuando quieres comprar un coche o un primo abogado cuando tienes que interponer una demanda). En este caso, nuestro compañero acudió con su familiar a visitar un piso que ésta quería comprar, lo que pudo contemplar con sus propios ojos y oír con sus oídos dejará boquiabiertos a la mayoría.

 

La comercial con la que habían contactado telefónicamente les citó directamente en el domicilio que iban a visitar, ni siquiera tenía una oficina en la que recibirles, tomar nota de sus datos y abrirles una ficha de clientes.

Una vez allí, en la puerta del edificio y antes siquiera de subir al piso les hizo una breve descripción de lo que se iban a encontrar: